sábado, 8 de marzo de 2008

CONDUCTISMO, CONSTRUCTIVISMO Y PEDAGOGIA SOCRATICA


Si bien es cierto que las diferencias entre Conductismo y Constructivismo son más que evidentes, ambas buscan obtener el mismo resultado que el hombre adquiera conocimiento. Mientras que la pedagogía socrática comparte algunas semejanzas con cada teoría, así mismo es incompatible con ambas. El conductismo dominó el paisaje educativo hace 20 años, y actualmente, la teoría principalmente utilizada es la constructivista.

Mientras que teorías educativas van y vienen, el método Socrático el cual es conocido gracias a los diálogos de Plantón, aún sigue vigente. Es el método Socrático quien vine a cumplir el papel de mediación entre conductismo y constructivismo.

Pero antes que nada analicemos cada una de estas teorías.


Conductismo



Para el conductismo, el conocimiento es el resultado de un proceso de adquisición. El educar, es un proceso de proporcionar conocimiento.


A diferencia de los constructivistas, los conductistas creen que el conocimiento no depende de la introspección, y rechazan el tema de los estados mentales.

La base del conductismo es la observación externa de las relaciones entre estimulo y respuesta. El conocimiento únicamente válido es observable, medible y cuantificable.

Para entender el conductismo es importante entender el movimiento intelectual que contribuyo a su desarrollo. El conductismo es una corriente de pensamiento psicológico fuertemente influenciada por un movimiento filosófico positivista.

El positivismo surgió en Francia a inicios del siglo XIX. Según él mismo, todas las actividades filosóficas y científicas deben efectuarse únicamente en el marco del análisis de los hechos reales verificados.

El positivismo reconoce solamente los fenómenos, o las características naturales de las cosas conocidas.

A esta forma de mirar el mundo se le conoce también con el nombre de objetivismo, el cual sólo acepta los fenómenos observables; las maneras subjetivas de entender y aprender, son desechadas.

El objetivismo, asume que hay una sola realidad externa a los individuos. De acuerdo con el punto de vista del objetivismo, los conductistas afirman que los alumnos adquieren conocimiento a través de recursos exteriores.

En el modelo tradicional del conductismo, los participantes experimentan cierta forma de condicionamiento, cuyo objetivo es producir un resultado en el comportamiento (modificar la conducta).

En un contexto académico, el conductismo interpretaría, por ejemplo, la respuesta correcta de un estudiante a una pregunta como muestra del condicionamiento acertado, y después continuaría reforzando las respuestas correctas con buenas calificaciones.

[1]“La modificación de conducta es primordialmente un camino para hacer que la gente sea más eficiente, no para dirigir a los demás, sino para mantener y mejorar el medio social en que vive”


Constructivismo


Para el constructivismo, el conocimiento surge como una consecuencia natural de un proceso constructivo. La visión constructivista es aprender mediante un proceso activo de construir conocimiento y es la tarea del profesor, apoyar al alumno para la construcción del conocimiento.




Son diversos los tipos de constructivismo, entre los más populares podemos encontrar el cognoscitivo, el critico, el radical y el social. Sin embargo, todos comparten la misma base: la construcción del conocimiento.

Construir el conocimiento significa que los estudiantes son participantes activos en el proceso del aprendizaje partiendo de sus experiencias.
En un sentido literal, los estudiantes construyen o encuentran el significado de sus experiencias y éstas como resultado, se convierten en conocimiento

Para el constructivista la experiencia subjetiva de cada persona es válida y nadie tiene un punto de vista superior al de los demás. Por lo tanto no existen criterios objetivos para la construcción del conocimiento; el conocimiento de un individuo puede no ser conocimiento para otro, porque ninguna persona tiene necesariamente las mismas construcciones.

Como teoría del aprendizaje el constructivismo surgió de movimientos y de pensamientos más amplios: del subjetivismo y del postmodernismo.

El Subjetivismo, es una postura filosófica la cual limita la validez de la verdad al sujeto quien es el que según su entendimiento o consideración la interpreta en base a su realidad.

El Postmodernismo, es un tema más complicado de definir, ya que cuenta con una amplia gama de significados, pero la idea básica es que existen muchas perspectivas, interpretaciones, y por lo tanto verdades, y que cada una de ellas tiene su propia validez. Ninguna perspectiva es “más válida” que otra.


[2]“Algo que puede ser verdad para mí, no es necesariamente verdad para usted”.

El constructivismo substituyó al profesor como “centro del conocimiento” por el alumno. Las experiencias de cada alumno ahora tienen un sentido especial y único para el profesor. La experiencia del aprendizaje de cada alumno y las interpretaciones de dichas experiencias tienen un valor educativo.

A diferencia del conductismo, el constructivismo afirma que hay realidades múltiples construidas por los individuos. La mente humana no copia la realidad, la construye. Es decir no hay una realidad compartida.


La Pedagogía Socrática




[3]“Soy simplemente un compañero, explorador en la búsqueda de la vedad y si alguien que me contradice tiene obviamente la razón, seré el primero en llevarla”


Este método cuenta con corrientes tanto conductistas como constructivistas. Si es entendido en un marco filosófico y practicado en una sala de clases, resulta ser una herramienta pedagógica potente para el aprendizaje.

La posición del método socrático es que haya una verdad, y que esa verdad pueda ser descubierta a través del discurso, o más específicamente, mediante el diálogo.

Este es un proceso sistematizado de la pregunta y respuesta, que es dirigida por el profesor y que depende de la implicación del estudiante.

Su propósito es ayudar a éstos, por medio del diálogo a descubrir aspectos verdaderos con una investigación sostenida. En los escritos de Platón, se observa cómo Sócrates a través de diálogos pretendía encontrar la verdad, por medio de preguntas y respuestas. La práctica contemporánea de Sócrates se utiliza poco como manera de encontrar la verdad, y más como método para enseñar el pensamiento crítico.

Sin embargo en un contexto contemporáneo uniforme, el método socrático es conducido por una aceptación de que el conocimiento existe independiente del investigador. Ésta es la base sobre la cual los asuntos se pueden determinar como falsos ó verdaderos: su valor de verdad es independiente del entrevistador.

Incluso en la práctica de Sócrates la presuposición del realismo es que los asuntos verdaderos son aceptados porque corresponden a un mundo concebible. El método socrático lleva a los participantes hacia un destino: la verdad.

Un profesor socrático no puede ser conductista, sin embargo existen algunas semejanzas entre la teoría del conductismo y la pedagogía socrática. Aunque el profesor socrático comparte las mismas presuposiciones epistemológicas que el conductismo (es decir la verdad sobre el mundo), el mismo diseño del método evita que el profesor diga al alumno cómo es el mundo y esperar que el alumno se comporte de cierta manera, ya que recordemos que para Sócrates la verdad debe venir al maestro y a los estudiantes a través del diálogo, por medio de preguntas y respuestas.

La idea del conductismo de que el conocimiento válido es únicamente el adquirido, (el que no se discute, simplemente se acepta), no deja ningún espacio para la interacción entre los profesores y los estudiantes. Sin embargo, así como el conductismo, la pedagogía socrática tiene cierta similitud con el objetivismo en el sentido de que el conocimiento debe representar un mundo verdadero que debe estar separado de lo que se piensa e independiente de lo que se conoce, lo cual, es considerado como verdad.

Como tal, el profesor socrático reconoce que hay asuntos verdaderos o falsos, pero a diferencia del modelo conductista, la verdad y la falsedad no es determinada por el profesor o, por comportamientos observados, sino por el proceso pregunta-respuesta.

Sin embargo un profesor socrático así como no puede ser conductista tampoco puede ser un constructivista. Aunque existen elementos dentro de la pedagogía socrática, las bases del constructivismo son opuestas a esta pedagogía.

El método socrático afirma que existe la verdad independientemente de las creencias tanto de una persona como de otra, lo cual constituye una falsedad para los constructivistas ya que ésta teoría, se niega a la aceptación de una verdad absoluta. Para los constructivistas, el propósito de la educación es que los estudiantes construyan su propia verdad.

En el modelo socrático no existe una verdad para ti y otra para mí.

Es por esto, que un profesor constructivista no puede practicar auténticamente el método socrático.

En conclusión, el conductismo y el constructivismo son incompatibles con la práctica socrática, si bien es cierto que ambos tienen cierta coincidencia con ella, también son claras sus diferencias.

Mientras que para el conductismo la verdad no depende del alumno sino del maestro quien es el que dispone de ella, para el constructivismo existen muchos tipos y formas sobre la verdad y éstas no competen sólo a los profesores sino a cada uno de los miembros que conforman la sociedad.

Es la pedagogía socrática el punto intermedio entre los extremos de conductismo y constructivismo sin dejar de ser ella misma, una línea independiente de cada una de ellas.


Bibliografía

Behaviorism, Constructivism and Socratic Pedagogy. Peter Boghossian. Educational philosophy and theory, vol. 38, No. 6, 2006.

Wikipedia la enciclopedia libre. Positivismo. Obtenida el día 08 de marzo del 2008 de:
http://es.wikipedia.org/wiki/subjetivismo

Wikipedia la enciclopedia libre. Subjetivismo. Obtenida el día 08 de marzo del 2008 de: http://es.wikipedia.org/wiki/Positivismo


[1] Skinner, B. F. (1978). Reflexiones sobre conductismo y sociedad. México: Trillas
[2] Swoyer, 1982.
[3] Sócrates

1 comentario:

erika dijo...

En mi opinion el metodo del conductismo puede ser utilizado para modificar ciertas conductas al momento pero a la larga no le deja ningun conocimiento al alumno, el que se concidere que el maestro tiene la verdad absoluta y que no se le debe de cuestionar me parece terrible ya que no se le da la oportunidad al alumno de cuestionar o de investigar para obtener sus propias conclusiones. Yo estoy mas de acuerdo con el constructivismo ya que existen muchos tipos y formas de llevarla acabo y nos da la oportunidad de crear indivuduos pensantes y analiticos. sobre la verdad y éstas no